COLUMNISTA

Por la guerra entre Rusia y Ucrania, Unicef alertó sobre el impacto en la desnutrición infantil

2022-05-17 17:59:56 |Unicef lanzó un alerta mundial por las consecuencias por la prolongación de la guerra. Puede provocar muertes "evitables" y el aumento de la desnutrición
Blog Single
"El mundo se está convirtiendo rápidamente en un virtual polvorín de muertes infantiles evitables y de sufrimiento para los niños por malnutrición", apuntó Catherine Russell, la directora ejecutiva de la agencia perteneciente a las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF). Es una consecuencia derivada de la guerra entre Rusia y Ucrania que se acerca a cumplir 3 meses, un "efecto colateral" no deseado pero que como tantos otros problemas, recuperarse de ellos es muy costoso y lleva mucho más tiempo producir esos daños.

En Twitter, Unicef lanzó un mensaje para concientizar sobre este problema: "La desnutrición severa es una de las principales amenazas para la supervivencia infantil, aunque quizás una de las menos conocidas. Ayúdanos a dar la alarma".

Suba de alimentos y desnutrición

En esto coinciden Unicef y el FMI. Cuando Kristalina Georgieva habló de una "tragedia sobre otra tragedia" se refería a estos problemas. La pandemia fue una tragedia y cuando el 2022 parecía el año de la recuperación plena -iniciada en 2021- llegó la invasión rusa a Ucrania.

Los bloqueos causaron aumentos en los commodities fundamentales: energía y alimentos. Georgieva alertó que las naciones menos desarrolladas quedan otra vez más expuestas. Tienen menos recursos para acceder a la energía más cara y a los alimentos que necesitan para su población.

En Unicef llegan a la misma conclusión desde un planteo básico. Si con el mundo sin pandemia y sin una guerra en el centro de Europa, hay millones de niños desnutridos, ¿que puede esperarse si la situación en el mundo empeora?

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advirtió que la subida de los precios de los alimentos está creando "una gran crisis de malnutrición infantil". Comprar la comida para los niños que ya pasan hambres es mucho más onerosa. Al mismo tiempo, los sectores que apenas logran estar por arriba de la subsistencia no tienen manera de afrontar mayores gastos para comprar la comida que aumenta de precio. Así solo cabe esperar que aumente el hambre en el mundo.

Muertes evitables

En este contexto, Unicef creó un brazalete para medir la desnutrición. Funciona como un semáforo:


  • Verde: alimentación normal


  • Amarillo: en riesgo


  • Rojo. Peligro de desnutrición      




En una guerra las naciones ricas destinan recursos para apoyar a los bandos en conflicto. Ese dinero automáticamente se pierde de cualquier programa de ayuda. Mucho más si forma parte de contribuciones por medio de organismos internacionales como Unicef.



  • "El mundo pierde los fondos necesarios para luchar contra una de sus prioridades: desterrar la desnutrición infantil",dijo Catherine Russell, su directora ejecutiva.

    Para Unicef, la pandemia ya había causado quela malnutrición extrema "viniera en aumento". Sobre ese punto de partida, la guerra entre Rusia y Ucrania y las graves consecuencias que está teniendo en la seguridad alimentaria hacen todo mucho más grave.

    Ucrania es uno de los principales países de producción cerealera en el mundo. La guerra frenó los cultivos y su impacto para las tareas contra la desnutrición infantil es gravísimo.

    La suba del precio de los alimentos limita el acceso de los productos que habitualmente se usan para responder a situaciones de emergencia.

    El costo de la desnutrición

    Unicef puso en números concretos los daños de la guerra para ayudar a la niñez en el mundo.

    600.000 niños pueden perder el acceso a tratamientos de nutrición por falta de fondos.

    45 millones de menores de 5 años sufren emaciación, un tipo de malnutrición grave potencialmente fatal y que es causante de una de cada cinco muertes en este grupo de edad.

    India, Indonesia y Pakistán están a más de 5.000 km. de Ucrania. Pero la guerra dificulta cumplir con los programas de nutrición para la niñez en problemas.

    En el Cuerno de África, podrían pasar de 1,7 a dos millones, de niños con problemas de desnutrición.

    La situación se agrava en países y regiones con inadecuado acceso al agua potable y de saneamiento. Favorece las enfermedades que se complican cuando los niños están desnutridos.

    El dinero y los flujos internacionales siempre resultan insuficientes desde el punto de vista de Unicef. Si se vuelcan al armamento, disminuyen para alimentos para países con problemas. Si la guerra no termina rápidamente, el dinero para ayudar a la lucha contra la desnutrición escaseará o se agotará. Un dato vale para marcar la gravedad del tema.

    Según Unicef, hay pocas posibilidades de que el nivel de financiación vuelva a los niveles previos a la pandemia antes de 2028. Y la guerra agrava más esa proyección.?


Compartir esta Nota:

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Tambien te puede interesar:

Video del Dia