ECONOMíA

Nueva variante Covid: ¿el posible detonante del mercado?

2021-11-29 10:47:57 |La aparición de la variante Ómicrom en Sudáfrica paralizó a los inversores y el miedo domina la escena bursátil.
Blog Single
La aparición de una nueva variante de Covid en Sudáfrica paralizó a los inversores y el miedo domina la escena. ¿Hay chances de ver un nuevo crash bursátil? Quedate hasta el final porque te vas a sorprender con todos los detalles.

El mercado de acciones de EEUU viene de un 2021 muy positivo, con índices rompiendo máximos frecuentemente. Pero no todo sube hasta el cielo, y menos teniendo en cuenta el contexto global. El viernes 26 de noviembre fue una gran señal de alerta.

¿A qué se debió ese viernes negativo? El temor comenzó con la confirmación en Sudáfrica de una nueva variante “Ómicron” con mutaciones, caracterizada por su rápida propagación. La noticia generó nuevas restricciones a viajes y, sumado a los confinamientos en algunos países, el miedo azotó los mercados. Parece un déjà vu de lo vivido en 2020.

Como es sabido, los mercados financieros se anticipan al posible impacto y las consecuencias estuvieron a la vista: se desplomaron las acciones globales, los commodities (salvo el oro) y las criptomonedas. El petróleo dio la nota con la mayor caída desde julio, en concordancia con la idea de una posible reducción en la demanda para el transporte.

El que se salvó del crash, como mencioné anteriormente, fue el oro. Es sabido que en escenarios de crisis actúa como cobertura. No es el único con dicha función: los Bonos del Tesoro americano también registraron subas, ya que son instrumentos que sirven como refugio. Como contrapartida, las tasas de interés bajaron un 7% hasta la zona del 1,5% a 10 años. Esto se denomina típicamente como “fly to quality”, situación en la que los inversores desarman posiciones de riesgo y buscan activos de cobertura. El gran problema que existe hoy, a diferencia de 2020, es que estamos en un contexto de mayor inflación, lo que pone mayor riesgo para quienes se posicionan en Bonos del Tesoro.

¿Cómo llegamos hasta acá?

En 2021, el mercado siguió de fiesta y así lo reflejó el S&P, el índice más representativo del mundo (aunque cabe aclarar que cada vez está más concentrado en Apple, Amazon, Facebook, Google y Tesla).

La suba que ha tenido el S&P es sencillamente increíble. La caída de marzo de 2020 (que fue brutal) parece pequeña si uno mira la recuperación posterior.

Cualquier métrica utilizada para describir la valuación del mercado denota la “burbuja” existente. Ya sea desde el indicador de Warren Buffet (que compara Market Cap sobre PBI de EEUU) hasta cualquier otro ratio de valuación, todos concluyen lo mismo: el mercado está sobrecalentado. ¿Explicación? La Reserva Federal, a través de su monstruosa inyección de liquidez, fue el gran artífice y partícipe de este rendimiento.

Tampoco podemos olvidar el contexto inflacionario que enfrenta EEUU, con cifras para nada agradables. La tasa de interés, por su parte, se mantiene cercana a 0. Todo esto en un contexto de apalancamiento extremo. El mundo tomó deuda sin límites, y los precios de los activos financieros se fueron a valores ridículos.

¿Qué viene después?

Es muy pronto para dar pronósticos. Tengamos en cuenta que la nueva variante de Covid es reciente y la siguen estudiando. En el mundo reinan las sospechas sobre las vacunas y su efectividad.

El mercado, como siempre, es el que dará el veredicto. Y no es muy amigo de la incertidumbre, por lo que diría que estamos patinando sobre hielo delgado.

No podemos obviar cómo llegamos hasta aquí para pensar qué puede venir después. Hay una famosa frase que dice: “el mercado sube por escalera y baja por ascensor”. Sin embargo, la suba de los últimos meses parece haber sido un ascensor más que una escalera, por lo que el descenso podría ser, directamente, una caída libre.

La realidad es que hay un enorme riesgo en el mercado de acciones hoy y sólo falta un fósforo para que comience el incendio. La aparición de una nueva variante del Covid podría ser el nuevo (y mal llamado) “cisne negro” acuda a los mercados. Aunque esta vez, el margen de acción de los gobiernos para continuar inflando los precios es mucho más acotado. La Reserva Federal no tiene las mismas municiones que tenía el año pasado en cuanto a posibilidades de inyección de liquidez, por lo que el riesgo es sumamente elevado.

Para terminar, te quiero invitar a descargarte gratis un informe que preparé para que puedas enfrentar la próxima crisis y sepas cómo ganarle al mercado. Creo que te va a servir muchísimo. 



Compartir esta Nota:

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Tambien te puede interesar:

Video del Dia