DEPORTE

River sufrió, pero avanzó por penales

2019-07-17 12:04:58 |Gimnasia fue un digno rival del Millonario y, tras igualar 1 a 1 al cabo de los 90 minutos, forzó a una tanda de penales. En la definición River fue más certero que el elenco mendocino y se metió en los octavos de final, donde lo espera Godoy Cruz.
Blog Single
Con suspenso, avanzó River Plate a los octavos de final de la Copa Argentina. Gimnasia y Esgrima de Mendoza hizo un papel más que digno ante el último campeón de América y llevó la definición a los penales, tras igualar 1-1 en tiempo reglamentario en San Luis. Recién allí se impuso el Millonario, con un ajustado 5-4 que le dio el boleto a la siguiente ronda.

Exequiel Palacios puso en ventaja a River en el complemento, pocos minutos después de que Germán Lux le contuviera un penal a Ignacio Morales. Renzo Vera, en su debut en el conjunto mendocino, anotó la igualdad de cabeza.

En el desempate desde los doce pasos, un zurdazo de Brian Andrada que impactó en el travesaño fue la clave para que el conjunto de Marcelo Gallardo lograra una sufrida clasificación a la siguiente ronda, en la que se medirá contra otro representante mendocino como Godoy Cruz.

El estado del campo de juego del estadio Unico de La Pedrera no colaboró para que River activara su juego en velocidad y generara las combinaciones que lo caracterizan. La pelota, por lo general, rodó imperfecta en un terreno irregular que hizo prácticamente imposible el juego de primera.

De todos modos, no podía ser esa una excusa para un conjunto con pretensiones de Copa Libertadores, frente a una formación que tuvo el estreno como entrenador de Diego Pozo y que se encuentra en plena etapa de ensamble para intentar dar pelea en la flamante Primera Nacional.

El equipo de Núñez, que sufrió la baja de Leonardo Ponzio por una molesta muscular en apenas un cuarto de hora de juego, fue de mayor a menor en el primer capítulo, pese a que la primera jugada de riesgo fue para el conjunto mendocino.

Germán Lux se lució ante Lucas Carrizo en la única acción en la que River sufrió en defensa en el primer tiempo.

Después, fue todo el Millonario, que cuando no pudo filtrar el balón, entre líneas, apostó principalmente a perforar la defensa rival por su sector derecho, a través de Fabrizio Angileri.

Pero los envíos desde la izquierda del lateral no fueron del todo precisos y las jugadas se diluyeron.

La más clara del capítulo inicial para River llegó a los 13, con un intento de Julián Alvarez luego de un tiro de esquina que un defensor de Gimnasia logró despejar en la línea.

Por lo demás, fue solo tenencia del equipo de Núñez ante un rival ordenado y que intentó seguir de cerca a Ignacio Fernández y Exequiel Palacios para bloquear el circuito de juego del elenco Millonario.

River comenzó bloqueado el complemento. La tendencia del primer tiempo se mantuvo y el conjunto de Gallardo acentuó su caída en la trampa defensiva que propuso el conjunto cuyano.

Pasados los diez minutos, Gimnasia contó con una oportunidad tan impensada como favorable. Santiago López se escapó por derecha, le ganó a Angileri en velocidad y el jugador de River lo derribó al ingresar al área.

Andrés Merlos acertadamente cobró penal, pero Lux volvió a lucirse ante la ejecución de Ignacio Morales y gracias a la colaboración del travesaño, River mantuvo parcialmente el cero en su arco.

La alarma sonó y el Millonario despertó, pero también sufrió sobre los 19 cuando, volcado en ataque, vio cómo el ingresado Tadeo Marchioni desperdició un contragolpe que pudo haber significado un duro golpe.

La suerte le hizo un guiño por primera vez en el partido a los 20. Poco después de reemplazar a un apagado Alvarez, Benjamín Rollheiser pifió una volea, pero la pelota fue desviada por Palacios, quien descolocó a Tomás Marchiori para el 1-0.

Sin embargo, Gimnasia se recuperó a los 24 con un cabezazo de Vera a la salida de un tiro de esquina que venció la resistencia de Lux y estableció el 1-1.

Un mazazo resultó el gol mendocino para River, que no volvió a tener siquiera un momento de lucidez para crear peligro en el arco contrario.

Un derechazo lejano de Lucas Martínez Quarta, que se fue al lado del palo derecho, fue el único momento en que el equipo de Gallardo merodeó el segundo. La definición se trasladó entonces a los penales.

Allí, la fortuna estuvo del lado albirrojo, que consiguió el boleto a los octavos de final, aunque tuvo que luchar más de la cuenta.

Ahora River pondrá el foco en forma absoluta en el juego del próximo martes ante Cruzeiro como local, por los octavos de final de la Copa Libertadores.

l.g
Compartir esta Nota:

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Tambien te puede interesar:

Video del Dia