INTERNACIONALES
En Londres se preguntan por qué son tan caros los precios en Argentina
Una publicación de la BBC explicó que nada garantiza el “made in Argentina”: ropa, alimentos y tecnología, entre muchos productos, son más baratos en los países vecinos, aun cuando la fabricación es de industria nacional.
2017-03-06 17:35:03 | Lo cotidiano puede volverse irreal para otras culturas. Es así que en el Reino Unido les llamó la atención un hecho que se da a miles de kilómetros de su país, y que nada repercute en su economía. La prestigiosa cadena de noticias BBC publicó un informe cuestionándose un por qué, y ese interrogante sí impacta en los argentinos, ya que surge de la duda: saber por qué son tan caros los precios en Argentina.



Es cierto que la prioridad de los argentinos cambió con el correr de los años. Antes, buscar un destino exótico o simplemente destinar los días de descanso a una vivencia única en una playa paradisíaca era lo común. Claro que en la actualidad muchas personas continúan eligiendo este tipo de viajes, aunque la balanza comenzó a inclinarse -de a poco- para el turismo que fusiona el ocio y las compras.



La razón es bastante sencilla: los argentinos encuentran en otros mercados la posibilidad de abastecerse de ropa o tecnología a precios que en su país no existen. Los mismos productos, con distintos precios, a unos miles de kilómetros de distancia. Lo llamativo es que esos productos se fabrican aquí y allá, pero en la góndola todo es más caro dentro de Argentina.



Un claro ejemplo es el Mantecol, turrón típico de las fiestas de fin de año, equivalente a 21,35 pesos argentinos en Santiago de Chile y Montevideo, pero $33,85 en Buenos Aires. Lo mismo ocurre con Cerealitas, unas galletas de arroz, que se encontraron 26% más baratas fuera del país. También la leche (21%), el queso (8%) y el desinfectante (24%), entre otros productos. Lo curioso es que muchos de esos productos son fabricados en Argentina.



La inflación está en el centro de debate en la Argentina desde hace algunos años, provocando que cada vez sea mejor negocio comprar fuera del país, aunque el producto sea de industria nacional. Juan Vasco, director de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), niega que sean ellos quienes disparan los precios. "Nosotros no fabricamos los productos y estamos sujetos a cargas impositivas y costos laborales que con dificultad encuentras en otros países", le dijo a BBC Mundo.



Miami, Santiago de Chile e incluso Uruguay han captado a muchos turistas argentinos que combinan sus días de descanso entre playa, compras y algo más.



La mano de obra es una de las más caras de la región, según cifras del Banco Mundial. Vasco explicó que los supermercados solo representan el 35% del comercio, al que se añaden los almacenes y los llamados "chinos".



De acuerdo con indicadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, el ingreso promedio por habitante en la Argentina, determinado por la división de la riqueza que genera cada año (PBI) y la población, es de USD 2.200 por mes, mientras que en los países seleccionados para la muestra es de USD 2.100 en México, entre USD 2.900 y 3.000 en Rusia, Israel y España; y se eleva a un rango de USD 5.750 en Inglaterra y USD 6.370 en los EEUU.



Con esos datos de precios e ingresos Infobae pudo detectar que los argentinos deben trabajar casi el doble que una persona en los EEUU y en España, y casi el triple que en Inglaterra para poder adquirir una idéntica canasta de productos frescos: verduras, carne roja y blanca, lácteos, huevos y también envasados, como fideos, arroz, harina, azúcar, y bebidas cola, cerveza, y café.





l.g
Compartir
Comentarios